Lince Boreal en España

Lince Boreal

El lince boreal en España y su posible Reintroducción

A fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX, dos grandes sabios de la Zoología Española de la época, Graells en 1897 y Cabrera en 1914 afirmaban rotundamente que sólo existía y había existido en la Península Ibérica una sola especie de lince: el lince ibérico.

Lince Boreal

La gente del campo (tan denostada e incomprendida muchas veces desde instancias académicas) siempre tuvo claro que hubo dos especies de linces en España. Lo que pasaba es que no usaban las palabras "lince boreal" ni "lince ibérico" para nombrarlo. De hecho, la palabra "lince" no se va a popularizar en castellano hasta muy bien entrado el siglo XIX.

Existen registros de estos términos: gato clavo para el lince ibérico y lobo cerval, lobo cervato, leopardo, pantera, tigre, llop cerver, gatillop, gato cerval y otros similares para el lince boreal. 

Lince Boreal

¿Cómo sabemos a qué especie pertenecía cada término?

En primer lugar porque los testimonios del lobo cerval se refieren casi exclusivamente al tercio norte peninsular, donde no vivía el lince ibérico. En segundo lugar, todos los testimonios hablan del lobo cerval como un animal grande, fiero y que ataca al ganado doméstico, cosa que jamás hace el lince ibérico, que ha sido perseguido como alimaña que se come las presas que "pertenecen" a los cazadores, pero no por comerse ovejas. Pero como has visto, el lince boreal sí depreda al ganado si le falta su presa natural.

Lince Boreal

Por tanto, según el saber popular, el lince boreal vivió en la Iberia eurosiberiana hasta algún momento  del siglo XIX en el que fue exterminado finalmente por la deforestación galopante y la persecución directa. En el Pirineo sobrevivió hasta bien entrado el siglo XX (en la vertiente francesa, oficialmente, hasta los años 1940). Pero los avistamientos de linces pirenaicos no han cesado nunca, incluso han podido ser constatados por investigadores académicos.


Los investigadores necesitan pruebas tangibles, y hubo que esperar hasta 2015 para constatar la presencia del lince boreal en Iberia mediante análisis moleculares de restos fósiles de linces encontrados en yacimientos pleistocenos y holocenos del Norte peninsular como Pozu'l Lince y Cueva de los Cinchos en Asturias, Rascaño en Cantabria, Pagolusieta en el País Vasco o Serpenteko en Navarra: quedaba demostrada esta presencia desde hace 11.000 años hasta al menos el siglo XVII.

¿Qué había pasado?

 Inicialmente llegó al Sur de Europa el "lince pardo", considerado antepasado tanto del lince boreal como del lince ibérico, y evolucionó en una forma mediterránea especializada en alimentarse de conejos, lo que llevaría al lince ibérico. Pero tras la retirada definitiva de los hielos hace 14.000 años hace que el bioma eurosiberiano "baje" en latitud y colonice el norte de la Península Ibérica. Desde Asia llega entonces el lince boreal que se expande por la Iberia eurosiberiana. Parece que llegó a convivir con el lince ibérico, y de hecho se ha detectado hibridación entre ambas especies.


Pero no compitieron entre sí, sino que había una segregación biogeográfica y trófica: el lince boreal ocupaba las vertientes atlánticas mientras que el lince ibérico ocupaba la vertiente mediterránea. Sería la acción humana la que, finalmente, exterminaría al lince boreal mientras que casi lo consiguió con el ibérico, cada vez más empujado hacia Andalucía.

Entonces, en 2016, el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente tuvo un momento de lucidez y propone la reintroducción del lince boreal en el Pirineo, proponiéndoselo al Conselh Generau de Aran (Lérida). El proyecto se desestimó finalmente ante la cerrada oposición de ganaderos y cazadores.


En 2019, a su vez, sería el Principado de Asturias quien propuso la reintroducción en su Comunidad Autónoma. La razón aducida era proteger al escasísimo y amenazado urogallo cantábrico, por razones que te contaré más adelante. Esta vez, a la oposición de ganaderos y cazadores como en El Valle de Aran se sumó la de la organización FAPAS, que consideró incongruente lanzar una propuesta como ésta sin tener una verdadera política medioambiental de gestión de la fauna protegida como el lobo ibérico.

¿Por qué reintroducir el lince boreal en España?

Aportaré tres razones por las que hay que reintroducir al lince boreal en España:

Primera: Porque es lo correcto ética y moralmente. Siempre he defendido que el ser humano no tiene derecho a determinar qué especie animal debe vivir cuándo y dónde, salvo para reparar el daño causado a la Naturaleza. El lince boreal formó parte de nuestra fauna y fue extirpado de ella por acción y omisión humanas. Por tanto, el lince boreal debe ser reintroducido en ella. Tan sencillo como eso. Si has causado un daño, debes repararlo mientras sea posible hacerlo.


Segunda: Con la reintroducción del lince boreal se avanzará en la restauración de la cadena trófica de la Iberia eurosiberiana. Se adujo que la presencia del lince boreal protegería al urogallo porque el lince controlará a depredadores del urogallo como el zorro rojo o el gato montés, pero hay que estudiar esto muy bien ya que el lince boreal consume también urogallos. Pocos, pero los consume. Pero también es controlado por el lobo. Y si nos aseguramos de que el lince disponga de abundantes corzos y ciervos (como suele haber en la zona cantábrica), entonces puede que esa cadena trófica pueda funcionar como un reloj. Y esto me lleva a la tercera razón:
El lince boreal realiza control de mesocarnívoros


Tercera:  Hay que demostrar a los cazadores "deportivos" y a los ganaderos absentistas, que la fauna silvestre no es de su pertenencia ni de su incumbencia. Que no tienen nada que decir sobre ello. Que son subproductos de la Historia que están llamados a desaparecer y que no tienen el poder de decidir qué animal vas a poder contemplar en libertad y cuál no. Demostrarles que se va en serio y que, o se adaptan, o desaparecerán. Si los cazadores empiezan a entender esto, los linces boreales podrán disponer de presas naturales para consumir, y no tocarán el ganado doméstico.

Antes o después, el lince boreal volverá a España y esperamos que muy pronto podamos fotografiar y disfrutar de su presencia en nuestras rutas en la península. 

Y además, en la medida en la que lobos y linces puedan controlar efectivamente las poblaciones de herbívoros silvestres, la "labor" del cazador (cara e ineficiente) ya no será necesaria y, agradeciéndoles los "servicios" prestados, se les podrá desarmar e "invitar" a que dejen de pegar tiros. Por otro lado, al ganadero que cuida y protege a su ganado se le deberán arbitrar indemnizaciones justas y rápidas para cubrir sus posibles pérdidas (que deberían ser muy pocas o ningunas), siempre ligadas a la contratación de seguros y la implementación de medidas de protección.


El primer lince boreal nacido en el Pirineo catalán desde hace cien años se ha presentado en el centro de recuperación de fauna MónNatura Pirineus en Lleida.

El cachorro, que pesa ocho kilos y tiene los ojos azules, nació por sorpresa el pasado mayo de una pareja de linces en cautividad que habían sido trasladados en 2008 a Cataluña desde un zoológico de Galicia. La especie de Lince Europeo o Boreal (Lynx lynx) estaba extinguida en los Pirineos.


Miquel Rafa, director de Territorio y Medio Ambiente de la Fundación Catalunya La Pedrera, ha remarcado en una entrevista en RNE la importancia de este nacimiento para la educación medioambiental y de cara a una posible reintroducción de la especie.

"Da esperanza para que algún día se den las condiciones sociales para la reintroducción aunque la función de este lince va a ser educativa porque es una pieza que falta en el ecosistema pirenaico"

Descripción del Lince Boreal 

El lince boreal es una especie de mamífero carnívoro de la família de los felinos (Felidae). Es el representante del género lynx, más grande de todos, y se alimenta principalmente de ungulados como el corzo, el rebeco o el gamo.


El lince boreal puede alcanzar los 30 kilos de peso y una longitud del hocico a la cola de 130 centímetros. También es muy territorial y escurridizo. En Cataluña, el último ejemplar vivo y libre del que hay constancia fue cazado en 1930.

La família del lince incluye cuatro especies: el lince euroasiático o lince boreal (Lynx lynx), el lince ibérico (Lynx pardinus), el lince de Canadá (Lynx canadensis) y el lince rojo (Lynx rufus)


Era el felino de tamaño medio con más distribución geográfica de todos, habitaba en gran parte de Europa, pero actualmente se ha extinguido de la mayor parte de ella, siendo España uno de los lugares donde ya no se ven linces boreales y donde esperamos y confiamos que muy pronto lo podamos contemplar en plena naturaleza. 

La dieta del lince

La dieta, junto con el territorio y su ecología, es un aspecto fundamental de la biología del lince boreal a tener en cuenta en cualquier proyecto de reintroducción del mismo en España. Por eso es importante saber lo que come y por qué lleva esa dieta. 

El lince es un depredador exclusivamente carnívoro, que depreda por completo en vertebrados, mayoritariamente otros mamíferos Usa sobre todo el oído (puede oír un ratón a 65 metros de distancia) y la vista (puede localizar un corzo a 500 metros). Hay que distinguir dos grandes áreas: 


En Europa y Siberia el lince boreal se alimenta de ungulados (el 82% en Europa Central): siendo el corzo (Capreolus capreolus) su presa preferida hasta el punto que puede considerarse al lince eurasiático como un especialista en corzos. Pero también se puede alimentar de ciervo rojo (Cervus elaphus), rebeco (Rupicapra rupicapra), ciervo almizclero (Moschus moschiferus), reno (Rangifer tarandus) o argali (Ovis ammon) e incluso alce (Alces alces). 

Secundariamente depreda sobre tetraónidas (urogallo, gallo lira...el 3% en Europa Central, o Lagomorfos como la liebre europea (Lepus europaeus) o la liebre de montaña (L. timidus), el 5% en Europa Central. 


El lince boreal también puede depredar sobre ganado doméstico, fundamentalmente ovejas y cabras (el 3% en Europa Central) si bien esa tasa de depredación es menor que la del lobo y se ha comprobado que el lince depreda sobre ganado doméstico (sin vigilar, claro) cuando no tiene a su disposición sus presas naturales. En Suiza se hizo un estudio sobre ataques al ganado por parte de linces entre 1973 y 2015, y se descubrió que los años en los que se dispararon los ataques al ganado (1997 - 2004) fueron los años que coincidieron con una fuerte disminución de la población de corzos.


En Asia central y occidental, por su lado, el porcentaje de Roedores y Lagomorfos aumenta muy notablemente en la dieta del lince, y disminuye la de ungulados. En Asia central la dieta del lince se compone de roedores, liebres y pikas mientras que en Anatolia la liebre constituye entre el 78 y el 99% de la dieta del lince. Por lo tanto observamos que en ambientes mediterráneos y en ambientes esteparios y montañosos el lince es un especialista en liebres. Sin embargo, en estas regiones el lince tiene también a su disposición ungulados silvestres. ¿Por qué se produce esta dualidad en la dieta?

Se ha ofrecido la teoría de que, durante las glaciaciones pleistocenas, los linces encontraron refugio en la parte más sureña de su distribución donde se especializaron en el consumo de Roedores y Lagomorfos, localmente más abundantes, mientras que, al recolonizar el Norte de su área al retirarse la Última glaciación, fue la presión humana la que "empujó" al lince a establecerse en bosques impenetrables e inaccesibles, donde los Roedores y Lagomorfos son mucho menos abundantes. Para sobrevivir, el lince hubo de adaptarse a capturar y consumir ungulados. 


Se da la circunstancia de que, en Anatolia, los linces boreales se parecen extraordinariamente a los linces ibéricos si no fuera por el tamaño. Los linces ibéricos son grandes especialistas en conejos, y se reforzaría así la idea de que el lince ibérico tiene su origen en poblaciones de linces pleistocenos (antepasados tanto de boreales como de ibéricos) que se refugiaron en el Sur de Europa durante los máximos glaciales y se especializaron aquí en el consumo de Lagomorfos.


El lince boreal es, a su vez, controlado y consumido por el lobo. Allí donde hay lobos el lince boreal es menos abundante y, aunque puedan compartir un mismo territorio, van a intentar evitarse mutuamente. Por su parte, el lince también "controla" y consume zorros rojos (Vulpes vulpes) , que llega a constituir hasta el 7% de su dieta en Europa Central, y también puede controlar al gato montés (Felis lybica). En Extremo Oriente, el tigre también controla y depreda al lince. El lince boreal compite con otros carnívoros como el glotón (Gulo gulo), que puede robarle presas que ha capturado, el águila real o el búho real. En ese sentido, es más ventajoso consumir presas pequeñas porque pueden consumirse en el acto, minimizando así el cleptoparasitismo.

1 Lince Boreal

Estado de Conservación

Si consideramos al lince a nivel planetario, se trata de una especie no amenazada de exterminio, clasificada como "Preocupación Menor" para la IUCN. Esto tiene trampa. Es verdad que la población de adultos reproductores es de unos 50.000 ejemplares, pero en buena parte se debe a la gran población de linces de Siberia oriental, el más grande y el menos amenazado por lo remoto de la región donde vive. Por otro lado, fuera de Siberia, el lince boreal es un animal relativamente escaso y amenazado, especialmente en Europa donde ha sido exterminado de los 2/3 occidentales del continente.

Lince Boreal

El lince boreal ha sido perseguido por los humanos por tres razones: el comercio de su piel, bella y apreciada (y que sigue "explotándose" en Rusia o China), los ataques del lince al ganado doméstico (que, como has visto, sucede si desaparecen o escasean sus presas naturales) y, cómo no, por la prepotencia del sector cinegético que, como te he explicado muchas veces, considera que la fauna silvestre es de su propiedad privada, y no tolera que los depredadores como el lince se coma "sus" presas como el corzo, el ciervo o la liebre. Por eso, el lince que originalmente ocupaba toda la Europa eurosiberiana, fue exterminado con saña y hacia 1800 ya quedaba relegado a la Europa oriental y el área de los Alpes.























Comentarios

Mejores Artículos

7 Faros Más Bonitos de Galicia.

BOSQUE ENCANTADO DE ALDÁN. FINCA DO FRENDOAL. CASA DO CONDE.

O BARQUEIRO, uno de los pueblos más bonitos de Galicia.

Playa As Furnas. Banco para contemplar el Atlántico. Serie Fariña y película Mar adentro.

Ruta y Senda del rio Da Fraga

Villa de Noia (Noya)